> Cursos

Humano, de nombre Francesc.

Buenas familia,

Me presento para los que no me conocéis todavía. Soy Francesc, y mis padres me pusieron este nombre como mi abuelo paterno. ¿Significado? Muchos .), pero me quedo con el de “Libre”. 49 años, viajando en pareja con Anna y padre de Arlet

Hoy es un buen día para presentarme, ya que hace 7 años, justo hoy, cogí un avión destino a BangKok, Thailandia (15.12.2014 – 15.12.2021). Esto fue como hacer el primer paso del camino de Santiago, en el año 2013. Un paso detrás de otro, y llegas a hacer casi 1000Km en 30 días.

Pues Bangkok fue el primer paso a un cambio de vida, de software interno, que impregno todas las facetas: lo personal, lo familiar, lo vocacional y lo profesional. Hasta fecha de hoy.

Dicen que lo que vivimos ya lo hemos imaginado y pensado mucho antes. Y que llega cuando tiene que llegar. Y mirando en perspectiva, es cierto. Quizás las formas en las que llegan no cuadran con lo imaginado, pero es parte del camino.

El cambio del que estoy hablando no es tanto por lo que hice sino el como lo hice. Sin ser consciente en ello en ese momento. Por que, quizás ahora, puedo gestionar bastante bien mi intensidad y energía. Pero hasta el cambio de software, la vida era para vivirla intensamente.

Por que lo QUE hice, de recorrer 8 países, 120.000km, casi 2 años viajando, es lo de menos. No para mi, si no para quien lo lea. Para mi era necesario hacerlo así y lo deseaba, lo quería. 1000 hombres, 1000 caminos.

¿Como fue el  COMO? Pues confiando con los ojos cerrados, con miedo extremo, con incertidumbre extrema, con dudas extremas, con curiosidad extrema, con ganas locas de aprender, escuchándome a tope sin casi oír nada mas y excitado por las aventuras futuras. Todo muy intenso. Y la fuerza para lanzarme me la dio mi intención y motivación:

  • Hacer una pausa en lo profesional para limpiarme emocionalmente de muchos años trabajando.
  • Tomar suficiente distancia física de todo lo vivido para poder respirarlo desde otra perspectiva.
  • Aprender inglés conociendo mundo.
  • I darme el permiso para explorar mi vocación y propósito vital.

Ahora es fácil de escribirlo. En esos momentos, complicado avanzar por todas las emociones encontradas. Todas las decisiones tienen un precio. Y las que no tomas también tienen un precio.

Y lo conseguí. Me limpie emocionalmente, vi las cosas desde otra perspectiva, aprendí inglés y encontré mi propósito y vocación. El inglés es básico en este cambio de software, ya que me dio acceso a formaciones internacionales allí donde estaba viajando y como dicen, “to have another lenguage, is to have another soul”. Al expresarme en otro idioma, es como si fueras otra persona diferente y me permitió verme desde otro ángulo muy interesante. Todo suma si el objetivo, intención y motivación están alineados.

Parece magia, pero no lo es, es la formula de la consciencia.

Agradecimiento profundo y de corazón a todas las personas que me han ayudado, apoyado, acompañado durante todo este tiempo. Y de todas las experiencias vividas en este septenio, que son muchas y abundantes, especial mención a 2:

  1. A todo lo vivido con los 60 «little buddhas» en el monasterio orfanato del norte de Birmania (Myanmar), Monastic Taw Kywe Luu. Monasterio donde aprendi la practica de la meditación, y donde estos 60 seres humanos me dieron una masterclass de amor, de compartir, de desapego, de alegría, de estar en el momento presente.
  2. A todo lo vivido con 15 niñas, de 8 a 12 años, y madres tempranas, en el Centro de menores El Refugio de Guadalajara (México). Estas 15 mujeres,  durante 4 meses, me enseñaron de la capacidad de resiliencia que el ser humano es capaz y de que a pesar de las circunstancias, tenemos el derecho, siempre, de ser y tener bienestar.

Estas dos experiencias, fueron punto de inflexión en la intención y motivación de mi viaje. Una me llevo a lo mas profundo de mi interior. Y la otra, me llevo a hacer crecer esas semillas latentes que descubrí en mi interior, de la cual una es Recursos Propios.

Y desde estas experiencias, ya hace mas de 5 años, que acompaño a personas en su crecimiento personal y a las organizaciones en su desarrollo humano.

Cuando hablo de crecimiento personal,

  • Hablo de poder transitar esos momentos difíciles, de dudas, de circunstancias que nos provocan malestar y que están hay, generando emociones, sensaciones y pensamientos que nos restan, no nos empoderan, que nos bloquean, que nos hacen estar en un espacio de incertidumbre «negativa». Y estos momentos difíciles los encontramos con la relación con nosotros mismos ( como nos hablamos, como nos pensamos, como nos vemos), con la pareja, con los hijos, con nuestros padres. Y también pasamos momentos difíciles, como no, en saber cual es nuestro propósito de vida, nuestra vocación, que queremos ser de mayores. Como queremos ganarnos la vida y donde poner nuestro tiempo para disfrutar de lo que hacemos, alias profesión. En todo esto, yo te puedo acompañar.

Cuando hablo de desarrollo humano dentro de las organizaciones,

  • Hablo de cultivar buenas relaciones en el entorno laboral y profesional. Y crear espacios de bienestar. El día a día, la presión, los objetivos, las prisas, el teletrabajo, el liderazgo, la comunicación son propensos a crear malos entendidos que generan un coste considerable a nivel emocional, económico, y de tiempo productivo para la organización. Si, estamos hablando de incorporar protocolos y procesos que humanizan a la empresa y dan valor a las personas, el verdadero capital, los verdaderos recursos propios. Valor a las personas que forman la empresa, clientes, proveedores… En esto, yo te puedo acompañar. Y Recursos Propios es justo el espacio para realizar todo esto y mas.

Y cuando hablo a nivel organizacional o personal, tengo muy presente mi experiencia profesional, mi formación y las experiencias vividas fruto de esa semilla que hoy, hace 7 años, dieron el fruto en forma de estos proyectos profesionales y vitales.

En la intimidad, me defino como un «artesano de la consciencia». Básicamente por que no dejo nunca de trabajarme. Y también, con mi voz interior me digo que soy «un pagès de l’ ànima». Esta me gusta, por que mis dos abuelos fueron muy buenos agricultores, «pagesos» de arboles frutales, verduras, etc. Y yo, cultivo otra cosa: consciencia. Que alimenta igual, pero no se ve, se siente.

Así que, si quieres compartir conmigo, un placer conocerte. Solo tienes que llamarme (648295057) o escribirme (francesc@recursos-propios.com).

Abrazo de corazón!

 

Te comparto un trozo más de mi:

1.- 2016. Entrevista en Shambala Café Radio conducido por Victor Adrián (Mindalai Radio). En Madrid, de camino a México, desarrollando los programas de Recursos Propios.

2.- 2018. Articulo del periódico el País,  , donde explico mi «año sabático» y el nacimiento de Recursos Propios.

3.- 2019. Entrevista en Televisión Española, donde explico lo que hacemos de desarrollo humano a nivel organizacional.

4.- 2021. Entrevista en Televisión Española, donde explico mi experiencia personal y profesional referente al tema ¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?

5.- 2022. Charlas con alma, desde el alma.  Entrevista realizada por Alma Gabriel, escritora, comunicadora y facilitadora de acompañamiento emocional. Coincidimos en una sesión realizada por Recursos Propios en el Retiro Digital de Franc Carreras, y la entrevista parte desde este encuentro, como se sintió y volamos a través de la palabra por mi recorrido vocacional y sobretodo emocional.

Publicado el 15 de diciembre de 2021
Francesc Roca Presas