> Mindfulness

Gracias Maestro Thich Nhat Hanh

Ayer murió a la edad de 95 años, el maestro zen Thich Nhat Hanh (Thay).

Escribo este articulo mirando todos los libros que tengo de él, delante de mí, en mi estudio. Y estos libros me llevan a todas las vivencias y toda la sabiduría de vida trasmitida por él y su comunidad.

Su nombre me llegó hace unos años, cuando empezaba a sumergirme en el mundo de la consciencia plena. No fue al cabo de unos años, en el 2017, cuando fui por primera vez a uno de sus centros, Plum Village, en Francia.

Plum Village France, es uno de los centros de referencia internacional en la práctica del Mindfulness y la primera comunidad monástica fundada por el maestro zen Thich Nhat Hanh (Thay) en Occidente. Hay unos 10 centros más repartidos entre Europa, Ásia y América.

Plum Village esta cerca de Burdeos. Hay 4 aldeas (Hamlets) repartidas por la campiña francesa, en donde puedes realizar retiros, estancias, formaciones.

Después de unos años explorando, aprendiendo, desaprendiendo, integrando la práctica de la consciencia plena, cuando entré en Plum Village, fue como el final del principio, o el principio del final.

Para mí, Plum Village y todo lo que representa su comunidad, su forma de vivir y de transmitir, es uno de los paraísos terrenales del sí se puede vivir desde otro lugar, com mas humanidad y humildad.

No hay texto alternativo para esta imagen

Los últimos años antes de la llegada de la pandemia, el verano y el fin de año estábamos en familia, en Plum Village. Era un «must». Un sí o sí. Nuestra hija Arlet, con 4 meses, ya hizo su primer retiro.

Gente que veníamos de toda Europa, de todas las naturalezas y profesiones, nos encontrábamos en él “aquí y ahora” de Plum Village. Espacios de compartir, de silencio, de práctica, de juegos, de sonrisas que inundan el día a día. Es un recordar continuo del autocuidado hacia uno mismo, y hacia el otro. Tomar consciencia de tus palabras, tus gestos, tus acciones. Es igual si tienes práctica o no. Todo el mundo es bienvenido y en menos de 24 horas ya estas dentro de este flow consciente.

Un recordar que al compartirlo en comunidad, tiene más fuerza. Por que no te sientes solo en la práctica, al contrario, te sientes feliz y contento de ver que cada uno tiene sus altos y bajos, te ríes de ello, y eso hace que te quites mucho peso de culpa, de auto exigencia y conectes con tu parte mas humana, humilde, y agradezcas todo el camino recorrido.

Una sabiduría experimentada en el día a día, recordando y conectándolo en todos los ámbitos vitales, de pareja, mpaternidad, profesión, relaciones, familia. Una sabiduría muy por encima de lo que llamamos entendimiento, ética, religión o cultura.

Para mi, es la práctica de unos procesos humanos que te conectan con el corazón y con lo mas profundo de uno mismo.

El reto en mayúsculas de la práctica de la consciencia plena, es ser capaz de regar las semillas de esta humana sabiduría, en tu día a día, en tus relaciones, en la pareja, con los hijos, con tus padres, en el trabajo…

Sin duda, toda una inspiración para mi, en vida, y muy aconsejable explorar para todos aquellos que tengáis curiosidad.

Gracias maestro y a toda la comunidad por existir, ser, estar y recordarnos el presente, la impermanencia, y que todo cambia siempre.

Comparto la contra de la vanguardia del año 2014, donde se entrevistó a Thich Nhat Hanh. Una entrevista llena de perlas de sabiduría.

Deseando que te resuene!

Publicado el 22 de enero de 2022
Francesc Roca Presas