La cuadratura del circulo: aspirar, respirar y expirar.

//La cuadratura del circulo: aspirar, respirar y expirar.

Las personas no nacemos con un manual de funcionamiento debajo del brazo. Hay que aprender a ser humanos.

El Hombre de Vitruvio nos muestra y refleja la perfección de nuestro cuerpo humano. Un símbolo a la simetría del cuerpo, y por extensión, del universo en su conjunto. Y Albert Einstein nos conecta con la sencilla complejidad del interser:

“El ser humano forma parte de un todo, que nosotros llamamos universo, limitándose a la vez en el tiempo y espacio”.

El ser humano se experimenta a si mismo, sus pensamientos y sentimientos, como algo separado del resto – como una forma de ilusión óptica de su consciencia -. Esta ilusión es como una prision para nosotros, limitándonos a nuestros deseos personales y al afecto de unas pocas personas cercanas.

Nuestra tarea debe ser liberarnos de nuestra prisión, ampliando nuestro círculo de compasión hasta abarcar todas las criaturas vivas y la naturaleza completa, en todo su esplendor. Nadie es capaz de conseguirlo completamente, pero esforzarnos en este sentido es ya una parte de la liberación y es la base de nuestra seguridad interior.

Si técnicamente somos sabedores de esta información y sabiduria , lo único que podemos hacer es diluirla en nuestro entendimiento mas profundo. Y unas de las practicas – técnicas para hacerlo, es sencillamente poniendo atención a nuestra respiración.

¿Si no somos conscientes de nuestra respiración, de que otras cosas vitales que pasan dentro y fuera de nosotros no somos conscientes?

Poner atención a nuestra respiración no debería asustarnos ni parecer algo extraño. Sea en el formato que sea. Por que respirar, “eso” que empezamos a hacer desde el momento en que nacemos, forma parte de nuestros recursos propios y es vital.

La respiración es uno de nuestros indicadores de como funcionamos y nos comportamos. Su ausencia, indica que estamos en un plano distinto en el universo. Su presencia y atención, nos enseña qué somos responsables de nuestros actos.

Y en este camino de aprendizaje y de darse cuenta, tarde o temprano pasas por la etapa de saber y sentir que todo esta conectado. Ves la conexión. Sonríes. Y sigues aprendiendo. Y compartiendo.

” La vida es aspirar, respirar y expirar ” Galatea de las esferas (1952) – Salvador Dalí

2019-10-14T00:25:54+00:00
This website uses cookies and third party services. Ok