Cambiando las gafas

¿Nuestra empresa funciona como una organización interconectada
y tiene razón de ser para un mundo mejor?

Cuando la persona está conectada

Conciencia total de la unidad.

Libre y con integridad espiritual.

Ingenio y creatividad. Visionaria.

Canalizar la energía universal para expandirse.

Interés en el otro. Donación.

Tolerancia a la diferencia.

Creatividad activa y constante.

Consiente de su entorno y de su contribución al mundo.

Afecta positivamente todo cuanto le rodea.

Intrépida y exploradora.

 

Cuando la Organización está conectada

Comprensión de que todo está conectado y todos somos uno.

Sistema de creencias basados en la conciencia y la libertad.

Capacidad de trascender las limitaciones del mundo físico.

Aprendizaje continuo y el desarrollo organizacional.

Interés real en sus recursos humanos.

Empatía y respeto hacia diferentes opiniones.

Innovación: se reinventa constantemente.

Responsabilidad y conciencia hacia la sociedad y la ecología.

Emprendurismo: explora, descubre y aprende constantemente.